CUIDARSE Y PREVENIR

    CUIDARSE Y PREVENIR

    El enfoque de la persona es individualizado; el síntoma es situado en su contexto global que tiene en cuenta la unidad profunda entre el aparato locomotor y el aparato psíquico. Según las necesidades de la persona, el fisioterapeuta GDS utiliza un enfoque corporal y pisco-corporal. Desde el punto de vista fisioterapéutico utiliza herramientas cuya variedad permite una adaptación al terreno específico de cada uno. Reagrupa maniobras de masaje, técnicas reflejas, posturas de estiramiento o de estimulación con el fin de equilibrar las tensiones musculares entre si, (accordages), además de modelases oteo-articulares para devolver la libertad de movimiento.

    Siguiendo el hilo conductor propio de cadenas musculares y articulares GDS, el enfoque pisco-corporal propone un proceso de unificación de la persona, tanto en el niño como en el adulto. A partir de un trabajo corporal, nos permite restaurar y reforzar una reconstrucción que puede estar agilizada por las vivencias.

    El fisioterapeuta GDS otorga gran importancia a la toma de conciencia corporal, en particular la estructura ósea, y el aprendizaje del gesto justo que son las claves para una utilización óptima del cuerpo.